Es importante conocer los derechos y obligaciones que se generan cuando alquilamos nuestro inmueble, ya que de esta manera podemos saber cómo defendernos legalmente ante alguna problemática ocasionada por tu inquilino, lo que podemos y no podemos hacer, así como aquello que hay que exigir en el contrato.

Obligaciones

  • Entregar a tu inquilino el inmueble en las condiciones aptas para ser habitado, en cuanto a seguridad e higiene.
  • A conservar el inmueble en buen estado, salvo el deterioro normal del uso que sufra durante el arrendamiento, haciendo para ello todas las reparaciones necesarias, así como las obras de mantenimiento para la conservación, funcionalidad y seguridad del inmueble.
  • Hacer entrega del inmueble a tiempo, de acuerdo con el convenio realizado con el arrendador.
  • Responder a los defectos y fallas del inmueble que impidan el uso de éste, aunque no tuvieras conocimiento de éstos o hayan ocurrido durante el arrendamiento pero no sean culpa del inquilino, quien puede pedir la disminución de la renta o la rescisión del contrato, salvo que se pruebe que tuvo conocimiento antes de celebrar el contrato. 
  • Responder a los defectos y fallas del inmueble que impidan el uso de éste, aunque no tuvieras conocimiento de éstos o hayan ocurrido durante el arrendamiento pero no sean culpa del inquilino, quien puede pedir la disminución de la renta o la rescisión del contrato, salvo que se pruebe que tuvo conocimiento antes de celebrar el contrato. 
  • Si al terminar el arrendamiento hubiere algún saldo a favor del arrendatario, deberás devolverlo inmediatamente, a no ser que tengas que cobrarle algún daño.

Derechos

  • Si tu inquilino ocasionó algún daño o perjuicio al inmueble, y éste no cumple con las reparaciones necesarias, tienes derecho a rescindir el contrato o acudir a un juez para que resuelva el problema. El juez, según las circunstancias del caso, decidirá sobre el pago de los daños y perjuicios.
  • El inquilino te debe avisar con tiempo si se requiere alguna reparación, con la posibilidad de que sea tu responsabilidad pagar los daños y perjuicios, salvo que éstos no hayan sido ocasionados por el arrendatario.
  • Si realizaste alguna reparación urgente y que era necesaria para la conservación de la casa o departamento, pero que fue ocasionado por el inquilino, entonces tienes derecho a cobrarle el monto del arreglo.
  • A que el inquilino te pague la renta a tiempo y la cantidad acordada, de lo contrario puedes rescindir el contrato o acudir a un juez.

Esta guía fue tomada de VivaAnuncios, si desea consultar el articulo original les dejamos el link: https://blog.vivanuncios.com.mx/bienes-raices/renta-de-inmuebles/derechos-y-obligaciones-del-arrendador/